Los trabajos de reparación de la tubería dañada por los más recientes fenómenos meteorológicos van a marchas forzadas tras la petición del presidente municipal Rolando Olivares al director estatal de CEAS para que se normalice de inmediato el servicio de agua potable.