Año 2014, positivo para Martínez, pero 2015 será mejor


En el predio Vista Hermosa se emparejaron calles para mayor comodidad de sus habitantes y para que recibieran mejores servicios.

 

  • Las obras, acciones y servicios mejoraron durante el primer año de administración, sin embargo, para el año que recién comienza se esperan muchos más beneficios para los martinenses

 

Martínez de la Torre, Ver.- Para los habitantes de Martínez de la Torre, el año 2014 fue positivo porque la administración encabezada por Rolando Olivares aterrizó obras y beneficios para las colonias y comunidades, lo cual disminuyó la marginación y los índices de pobreza.

Cada una de las obras y acciones implementadas en el municipio beneficiaron a las familias, ya sea de manera directa o indirecta, lo que impacta favorablemente a la población.

En comunidades se llevaron pisos firmes para que muchas familias pudieran vivir por primera vez en una casa habitación con piso de cemento y dejar atrás los pisos de tierra, que en primera instancia representan riesgos a la salud.

También se entregaron láminas para que familias de muy escasos recursos tengan un techo seguro.

Además de las magnas obras que han sido mencionadas en múltiples ocasiones, las obras que benefician directamente a la población son numerosas y los beneficios llegaron hasta los rincones más apartados del municipio.

En ambos casos, tanto en las obras de gran magnitud como los bulevares, el parque Padre Hidalgo, el colector pluvial del predio Vista Hermosa, los drenajes, los sistemas de alumbrado público, y en los apoyos directos a cada una de las familias, el beneficio es similar, ya que un piso firme ayuda a los integrantes de una familia, mientras que el bulevar de alta calidad, trae mejoras a la sociedad en general, a su imagen, comunidad y mejores servicios, que al fin de cuentas, ayuda a todos.

El primer año de administración 2014 fue positivo para los martinenses, pero a decir de las autoridades, el 2015 será mucho mejor en obras y beneficios a la población.

Más imágenes:

 

Colonias populares recibieron servicios de primera necesidad como drenajes y alumbrado público.

 

Para beneficio directo a las familias más necesitadas se entregaron pisos firmes en las comunidades rurales, lo que equivale a pavimentar dos canchas de fútbol.