Menores que viven sin ninguna tutela y en el abandono son una de las principales preocupaciones de la presidenta del DIF Esperanza Velázquez de Olivares, quien implementará programas para su rescate.