Diversos juegos, dinámicas y otras actividades de conocimiento emisor y receptor fueron los elementos necesarios para interactuar delante de sus hijos, y para que pueda nacer la confianza entre padres y madres de familia.