El alcalde Rolando Olivares entrega una tablet a un ciudadano que canjeó su arma de fuego para contribuir con el programa de desarme y evitar accidentes en el hogar.