El dispensario es una realidad palpable que el DIF municipal ofrece, para aquella población que necesite de medicamentos que les sean necesarios y que en algunas ocasiones no se pueden comprar.