Para evitar que las personas en situación de calle sufran los efectos de las bajas temperaturas, Protección Civil aplica operativos para ubicarlas y llevarlas a los refugios temporales habilitados por el Ayuntamiento.