Policía municipal se capacita en atención a menores infractores


 

Mediante  pláticas del DIF, la policía municipal estará mejor capacitada en materia legal y protección a menores de edad, evitando abusos de autoridad por desconocer las normas operativas de la prevención e impartición de justicia.

Mediante pláticas del DIF, la policía municipal estará mejor capacitada en materia legal y protección a menores de edad, evitando abusos de autoridad por desconocer las normas operativas de la prevención e impartición de justicia.

  • La Procuraduría de la Defensa del Menor imparte pláticas a policías municipales en temas de respeto a menores infractores

Martínez de la Torre, Ver.- Elementos de seguridad pública de la Policía Preventiva Municipal al mando del comandante Hilario Ortiz López, recibieron por parte de la Procuraduría de la Defensa del Menor la familia y el indígena, un curso taller sobre cómo operar en materia legal respecto a los menores infractores, exponiendo la cátedra el licenciado Seném Morales Benavides, Procurador del Sistema DIF Municipal.

Al respecto Morales Benavides comentó que “alrededor de 50 elementos que integran  parte de la policía municipal recibieron la plática que trata el tema relacionado con los menores infractores debido a la incidencia de casos de jóvenes que son puestos a disposición de las corporaciones de seguridad, por delitos cometidos siendo menores de edad, argumentando que los motivos legales por los que se puede detener a una persona menor de 16 a 18 años, la policía necesita una orden judicialpara detener al niño o niña, sin esta orden solo pueden realizar la detención si encuentran a los menores en el mismo momento en que está cometiendo un supuesto delito, es decir si lo encontraron en flagrancia”, aseguró.

Agregó que los menores que incurren en la actividad de algún delito  deben de recibir un trato especial, ya que para ellos existe una ley que los protege,  considerando que niños y adolescentes son muy vulnerables ante la exclusión social.

El planteamiento de la justicia para menores infractores no es para señalarlos como un sector potencialmente peligroso, sino como un sector que debe ser protegido ante las influencias negativas, de quienes se fortalecen ante la imposibilidad de actuación que tienen las autoridades que aplican la ley.