Los principales problemas en la conducta de los niños es la ausencia de los padres y la separación de estos a corta edad, lo que provoca que la niña o el niño sean más distraídos e inseguros.